jueves, 17 de enero de 2013

Trajes de baño y exposición corporal


Acompañadnos por esta visita a la exposición celebrada en el Museo del Traje (Madrid) en honor a los trajes de baño, la pieza que más ha evolucionado durante el S.XX vinculado a la liberación de las mujeres de Occidente.
Un recorrido por sus diseños y materiales desde finales del S.XIX hasta la actualidad. 


De izquierda a derecha:
-En seda azul y ribetes multicolores procedente de EE.UU. (1910)
-Traje de baño en algodón grueso con tiras trenzadas y cintura de cordón. (1980 aprox.)
-Bañador infantil de seda pongée adornada con encaje inglés. (1880)
-De la firma Arnold Constable and Company realizado en crepé azul oscuro y marfil. (1895-1896)


Cuando las mujeres empezaron a nadar, no solo a bañarse se adoptó este estilo de monos sueltos en punto de algodón como los que utilizaban los hombres.
De izquierda a derecha: Pieza rojo y crema (1910), en rayón verde de la firma Gantner & Muttern Co. (principios de la década de 1920) y con adornos nauticos (Década de 1910).


Maillot en lana tejida en negro y marfil con estampado ikat.
Mediados de los años 20.


Tejido en lana azul real, azul cielo y beig va acompañado de un cinturón con cierre de diente dorado.
Principios-mediados de los años treinta.
La etiqueta dice "Slip into a Bradley Knit Wear and out-of.doors".
"Ponte una prenda Bradley y sal a la calle".


Conjunto de dos piezas de baño y chaqueta a juego en lastex marfil y nylon estampado.
Procedente de Nueva York (1938-40 aprox.) 


A la izquierda, motivos como el estampado hawaiano se imponen gracias al cine. La tira de sujeción central del sujetador permitía adecuar  el tamaño de las copas en este tres piezas confeccionado en algodón estampado de principios de los 40.

A la derecha, firmado por Tina Leser se trata de un traje de baño realizado a medida y pintado a mano con motivos de pájaros inspirados en el arte asiático.
Anterior a 1942.


Años 50.
Hecho a medida en lastex de cuadros entrelazados con ballenas interiores por Rose Marie Reid.


Llegan los bañadores de competición propiamente como este en nailon y spandex de la década de los 60 a través de la marca deportiva Dolfin o bien el diseñado por Speedo para el equipo olímpico estadounidense en 1976.


Los grandes creadores y las piezas de baño.

De izquierda a derecha: Maillot de principios de los 60 de la firma Emilio Pucci fabricado en exclusiva para los grandes almacenes Saks Fith Ave., 100% lycra.

En el centro, el bikini se Serendipity del año 1970. Aunque se introdujo por primera vez en París en el año 1946 hubo versiones más recatadas durante las siguientes décadas debido a ser considerado vestimenta para prostitutas según la sociedad americana de la época.

A la derecha "el bañador del escándalo" según Wall Street Journal en 1964 combinación de estampado animal con red de malla ancha.


A la izquierda, pieza diseñada por Yves Saint Laurent (1970-1980) en dos tonalidades para crear un efecto de silueta contrastada entre curvas y líneas rectas.

En el centro, este bañador color marfil en escote halter, cuello de solapa en tafetán y vueltas en las aberturas de las piernas evocando la imagen de Marlene Dietrich está diseñador por Norma Kamali (años 80).

A la derecha, escultural composición drapeada en nailon y spandex firmada por Yves Saint Laurent.


Son los años 80 y se busca mostrar el cuerpo, como queda patente en la profunda abertura del escote, la espalda desnuda y la elevación del arranque de la pierna.
Este conjunto de John Weitz consta además de un batín largo acolchado que añadía un toque de glamour.


Por último, esta pieza del año 2000 diseñada por Alexander McQueen en lana roja elástica e inspirado en los bañadores masculinos de los años 20 que llevaban pequeños círculos en los laterales, bajo los brazos.
Esta creación no pretende exhibir el cuerpo sino ensalzarlo. El material en el que está confeccionado cubre el cuerpo, pero no ofrece sujeción ni comodidad en el baño.

Una maravillosa exposición que condensa el paso por todas las épocas y metamorfosis que ha sufrido la prenda de baño hasta nuestro días.

No hay comentarios: