lunes, 9 de mayo de 2011

Guía de Cuidados

                                           

Conservar cada verano de la mejor manera y mayor tiempo posible es algo que nos preocupa, más cuando se trata de nuestra pieza favorita de baño, esa con la que nos sentimos unas auténticas sirenas.

El cloro, la sal marina, el sol o las propias cremas solares son agentes que causan un leve deterioro en los materiales utilizados en la confección de cualquier prenda de baño.

Por ello, queremos compartir con vosotras algunos trucos para aliviar el impacto y hacer más perdurable los bikinis, bañadores y trikinis, inclusive los de los más pequeños de la casa.

1-Lavar con agua tibia y jabonosa tras el uso diario para así retirar cualquier agente químico.

2-Para evitar la proliferación de hongos, no almacenar cuando todavía están húmedos.

3-Los colores fluorescentes pueden estar sujetos a cambios de color tras largas exposiciones al sol, así que durante el secado de las prendas evitad hacerlo bajo el sol.

4-Y por supuesto, prohibida la utilización de la plancha. 

¡¡ESPERAMOS QUE DISFRUTÉIS MUCHO VUESTRAS PIEZAS DE BAÑO!!

No hay comentarios: